Hoy (Dios existe)

Hoy (Dios existe)


Hoy Dios escuchó mi ruego
y resolvió la cuestión,
al declararme culpable
y a trabajos condenarme.
Enfrente tenía hombres
más justos que otras veces,
cuando eran mujeres
las que tenían poderes.
A pesar de suplicarle
ella no quiso ayudarme,
ni tan siquiera sabiendo
que a prisión acabaría iendo.
Mas no hizo falta su ayuda
mala conciencia la suya,
pues me bastó con la astucia
que demostró mi letrado,
al cual, ni he pagado,
pues era a cargo del estado.
Y ella marchó encendida
y con su cara enfurecida,
como sintiéndose ultrajada
por no sentirse vengada.
Hoy paso una nueva página
de este libro de terror,
hay quien lo sigue leyendo
sólo vive del rencor…
Para mí,
cerrarlo,
es lo mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *