Labios

Labios


Por hacerlo mal
llegó la tempestad,
queriendo correr
la obligó a escapar,
al no saber esperar
no hubo marcha atrás
y ahora ya
es demasiado tarde,
nunca más regresará,
pues la puerta
quedó cerrada…

Ya no puede beber
de sus labios,
labios cerrados
preciosos labios,
labios que no
besarán sus labios.

Porque el tiempo
no retrocederá,
ni el sol que luce hoy
mañana se repetirá,
porque las cosas
son como son
y están como están…
por eso
sus labios
están sellados
y el tiempo
no los abrirá…

Preciosos tus labios,
labios que no
besarán mis labios…
dulce recuerdo
de un placer eterno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *