Niebla

Niebla


Y la niebla cegó
su mirada…
vino sin avisar
cuando él no
la esperaba,
aquella tarde de febrero
camino del carnaval,
el pirata pendenciero
ahora tiene su disfraz,
con parche en el ojo
y cuadros en rojo…
mas esto
no lo detendrá,
y él su karma
cambiará,
tallando cabelleras
se desprenderá
de condenas,
y no habrá niebla
que con él pueda…
ni humedad en la mirada
que no se marche mañana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *